domingo, 5 de junio de 2011

Enredos pero no lágrimas


Llueve y ya tomo posiciones. Me duele cuando llueve, me duele solo por ella. Ahí sentada junto a su ventana favorita, tranquila, absorta en sus pensamientos, con la mirada haciendo culto a su nombre. Me enamoró con esa mirada,  aún sin conocer los pensamientos enredados en ella y esta tarde me duele ese crisol de ellos en sus ojos. 
Las gotas de esta tarde me susurran lo poco que puedo hacer por ella, es algo que lleva consigo. La vida no tiene porque ser complicada, supongo que nadie se lo advirtió.
La Esperaré,como siempre esperaré. 
Chinkii 

4 comentarios:

  1. Me encanta este texto. Me recuerda a mi abuela, se pasa las horas mirando sin decir nada. un beso

    ResponderEliminar
  2. Las miradas que hablan♥
    como escribiiiis, oh me encantas (:

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el texto, me hizo sentir frío...
    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias :*